¿Cómo cuidar los cuchillos de cocina?

Muchos de vosotros se plantea esta duda al haber invertido en cuchillos de buena calidad. Es una cuestión de importancia puesto que a partir del correcto cuidado de los cuchillos nos aseguramos una larga vida útil, así como también que siempre estén afilados. Cuidar nuestros cuchillos adecuadamente nos permitirá trabajar con ellos de manera cómoda, fiable y segura.

El acero inoxidable, en todas sus versiones, es el material más utilizado y popular por las marcas para la fabricación de cuchillos de cocina de calidad. El material, destaca por sus diferentes grados de dureza y también por la durabilidad, puesto que es un material que resiste la corrosión durante mucho tiempo. Ahora bien, para aclarar cómo cuidar los cuchillos de acero inoxidable, debemos entender como se comporta cada parte del proceso de trabajar con un cuchillo de cocina: Afilado y mantenimiento del filo, almacenaje, higiene.

La tabla de corte

Un factor que incide directamente sobre la durabilidad del filo de los cuchillos es la superficie de corte. Si cortamos sobre superficies duras, como puede ser por ejemplo la mesada de la cocina o directamente sobre una superficie de azulejo o piedra, el contacto y la presión que realizamos cuando trabajando, da de lleno en el ángulo de filo de la hoja y ésta comienza a desgastarse muy rápidamente. Tan rápido puede resultar este proceso que si tenemos una jornada intensiva en la cocina, con seguridad al finalizar ya nuestro cuchillo ha perdido todo el filo y estamos trabajando con una herramienta obsoleta. También debemos tener presente que trabajar sobre superficies duras, trae consigo un riesgo añadido que es que se puedan producir resbalones cuando estamos haciendo el movimiento de corte, con lo cual, aumenta también la posibilidad que nos cortemos.
La tabla de corte, que normalmente es de madera o de algún compuesto especial, está pensada no solamente para facilitar el proceso de limpieza y trabajar más cómodamente, sino que una de sus funciones principales es absorber el impacto de la hoja de cuchillo contra la superficie de corte. Ésto no solo hace que trabajemos de forma más segura sino que el filo no se desgasta como si lo hiciéramos en una superficie dura como las arriba mencionadas.
La tabla de corte es el principal aliado de los cuchillos en la cocina: Vamos a trabajar de forma más cómoda y segura y el filo de nuestros cuchillos sufrirá el mínimo desgaste.

Cómo cuidar los cuchillos: Afilado y mantenimiento del filo

En la gran mayoría de los casos, nos encontramos con que los cuchillos de cocina tienen filo por ambos lados de la hoja. Esto se conoce como afilado occidental y es el que prácticamente tenemos todos en nuestra casa. El filo es un factor determinante a la hora de trabajar con cuchillos puesto que un cuchillo desafilado, por más caro o de la marca sea, es un cuchillo inseguro para trabajar con él.
El cuchillo de cocina debe ser una extensión natural de la mano de quien lo utiliza. Y debe ser capaz de aceptar el movimiento de corte con absoluta naturalidad. De esta forma trabajaremos de una forma cómoda y segura porque el movimiento de corte que efectuamos con nuestra mano es previsible y natural cuando éste entra en contacto con el alimento. Si el cuchillo está desafilado, vamos a tener que ejercer más fuerza de lo habitual. Debemos forzar el movimiento para lograr el corte y esto se traduce en pérdida de concentración y por lo tanto, grandes posibilidades de que nos lastimemos.
Hay muchas maneras de preocuparnos cómo cuidar los cuchillos con el afilado. Tenemos varios métodos disponibles como pueden ser el uso de afiladores de cuchillos (manuales y eléctricos) y el más tradicional de todos que es el uso de las piedras de afilar.
Realizar el afilado de forma periódica en función del uso es fundamental para que aprendamos cómo cuidar los cuchillo de cocina. Dependiendo de nuestro grado de especialización en la materia del afilado, para la gran mayoría de los usuarios cualquier tipo de afilado es correcto siempre y cuando éste no sea agresivo con la hoja. Siempre que afilamos la hoja la estamos desgastando pero hay otros métodos como el de afilado con máquinas a motor que son demasiado agresivo con la hoja y producen el efecto contrario: Que el cuchillo se vuelva inservible.
Para mantener el filo, recomendamos utilizar la chaira antes de ponernos a trabajar con el cuchillo. La chaira tiene la función de alisar el filo que se encontrará con lijeras protuberancias producto del uso anterior. Unas pocas pasadas con la chaira, ajusta la rectitud del filo de la hoja y por lo tanto, volvemos a tener nuestro cuchillo como recién afilado. Una confusión común es pensar que la chaira afila el cuchillo cuando no es así. La chaira, alisa el filo del cuchillo.

Cómo cuidar los cuchillos: Almacenaje

Este es otro factor que muchos usuarios no tienen en cuenta cuando se plantean como cuidar los cuchillos de cocina. El almacenaje de cuchillos de cocina debe ser separado del resto de cuchillos que tengamos para comer. El choque frecuente que se produce entre los cuchillos cuando por ejemplo, los tenemos almacenados en un cajón, hace que se desgaste el filo de los mismos y por lo tanto que vayan perdiendo progresivamente capacidad de corte.
Para almacenar los cuchillos que utilicemos para preparar platos, es necesario utilizar un taco. El uso del taco, va a permitir tener disponibles los cuchillos de forma rápida y a la vez, como nunca se tocan entre sí, alargar la vida útil de todos los cuchillos que pongamos en él.
Otra forma común que encontramos para cuidar los cuchillos es el uso de barras magnéticas. Las barras magnéticas son también una práctica manera de cuidar los cuchillos puesto que ocupan poco espacio ( normalmente se colocan sobre una pared) y al estar separados unos cuchillos de otros, garantizamos el correcto almacenaje de los mismos.

Sobre la limpieza e higiene

Un cuchillo de cocina es relativamente fácil de limpiar luego del uso. Basta con ponerlo debajo de un chorro de agua y con ayuda de un paño y unas gotas de detergente, ya podemos limpiarlo perfectamente. Aunque trabajemos con un material como el acero inoxidable, es muy aconsejable secar los cuchillos antes de ponerlos en el taco o en la barra magnética. Así se conservarán mejor y no tendrán mayor humedad que la que exista en el ambiente, lo que es favorable para que no proliferen bacterias.
Ningún fabricante de cuchillos aconseja limpiarlos en el lavavajillas. Esto es principalmente debido a una cuestión estética y de desgaste prematuro de la pieza de corte. El lavavajillas es normalmente un medio hostil para nuestros cuchillos puesto que van a comenzar a perder el brillo en la hoja, pero sobretodo la parte del mango, es la que va a sufrir en el proceso de lavado.
Dado que limpiar un cuchillo requiere poco tiempo, nosotros siempre aconsejamos realizar el proceso de forma manual.
Esperamos que os sea de ayuda y para más información puedes venir a visitarnos en C/ General Riera, 3 en Palma de Mallorca. 

Comentarios

Entradas populares